Blogs Blogs

Alquilar vs Comprar una casa: Pros y Contras

Aunque puede haber muchas cosas que se interpongan en el camino de los inquilinos que quieren acceder a la propiedad de una vivienda, en realidad el alquiler tiene muchas ventajas.

Si te estás planteando alquilar, deberías tener claro todos los pasos a seguir a la hora de buscar piso y realizar los trámites. Antes, sin embargo, te estarás preguntando qué ventajas tiene el alquilar frente a la compra a la hora de acceder a un inmueble.

¿Cuáles son los pros y contras de alquilar? Aquí te dejamos los principales:

Pros de alquilar vs comprar

 

Menor coste mensual


Alquilar suele suponer un coste mensual más bajo que tener una vivienda en propiedad. Si se suma la hipoteca, los impuestos sobre la propiedad y el seguro, el alquiler suele ser más barato, sobre todo si se compara con una hipoteca de bajo pago que conlleva un seguro hipotecario privado. Este coste puede reducirse más todavía con la opción de compartir piso. Si contemplas esta posibilidad, ten en cuenta estos tips para convivir con roomates y las ventajas que puede ofrecer. 

Menores gastos de propiedad


El alquiler hace algo más que reducir el coste mensual de la hipoteca. También te ayuda a ahorrar dinero de otras maneras. Los propietarios tienen que pagar para arreglar un tejado con goteras y cambiar los electrodomésticos defectuosos para que sus viviendas de alquiler sean habitables. Pero, como propietario, esas mismas reparaciones salen de su bolsillo. Si parte de la instalación, como la caldera, la reparación correrá a cargo del propietario, y no te supondrá un gasto extra.

Mayor flexibilidad


¿Qué ocurre si recibe una gran oferta de trabajo a 800 kilómetros de distancia y es propietario de una vivienda? Con la vivienda de alquiler, puedes mudarte siempre que sea necesario. Y si los cambios en tu vida personal justifican una vivienda más grande o más pequeña, el alquiler facilita cualquier traslado que sea necesario.

 

Contras de alquilar vs comprar 

 

El alquiler puede cambiar 

Al estar alquilando una propiedad a un proveedor de vivienda, el alquiler puede estar sujeto a aumentos y disminuciones, y conviene asegurarse de disponer de los medios económicos necesarios para hacer frente a estos cambios si se producen.

 

Inestabilidad


El contrato de arrendamiento puede finalizar, y es posible que el propietario de vivienda no quiera renovarlo. Esto puede crear inestabilidad, ya que podrías verte obligado a cambiar de vivienda si se da el caso.

 

No pagar un activo 

 

A diferencia de en la compra de una casa, el dinero que se paga no traerá ningún beneficio después de haber pagado el alquiler, y esto difiere de la típica venta de propiedades. 

 

Reglas de los inquilinos 

 

Tendrás que seguir las reglas como inquilino, que pueden incluir restricciones para tener mascotas en la propiedad, modificaciones de la propiedad... Esto puede ser un obstáculo para algunas personas, ya que pueden tener mascotas y no se mudarían sin ellas.

 

Por último, si te planteas alquilar únicamente como opción vacacional, recuerda tener en cuenta algunas recomendaciones generales para evitar estafas y aprovechar tus días de descanso sin sorpresas desagradables. 

Y recuerda que, en última instancia, la conveniencia o no de alquilar depende de cada caso, y dependerá de las circunstancias y preferencias personales ¿Qué opción te parece mejor?

 
Previous
Comments
Trackback URL:

No comments yet. Be the first.